home Actividades, Bernal, Homenaje a personajes Héctor Acosta, artista bernalense.

Héctor Acosta, artista bernalense.

Durante la reciente visita de Adolfo Pérez Esquivel, el grupo de facebook Bernal, vivo o quiero conocerlo recibió una invitación. Nestor Tony Pienso, su administrador, y Melisa Di Loreto, dos amigos de la casa y quien escribe (de colada) fuimos  a visitar a un viejo amigo y colaborador de Pueblo Kilmes, Héctor Acosta. Fotógrafo, pintor, escritor… y sigue la lista.
Cuando conoció la obra de Héctor, Ernesto Sábato le entregó en el café Petit Victoria una carta en la cual, entre otros conceptos, decía: “Usted es un espíritu nobilísimo y un auténtico artista”.

Ya mostramos aquí sus obras cuando hablamos del día del bombero o cuando celebramos que dos de sus cuadros estuvieran en la Parroquia Nuestra Señora de la Guardia y la parroquia María Auxiliadora, ambas en Bernal. Una pequeña parte de la larga lista de obras donados por nuestro artista.

Ayer, jueves 24 de julio, fuimos a su casa/taller/atelier (Tony lo definió muy bien así).
Nos mostró algunos de sus cuadros, y nos contó sobre sus primeros pasos en el dibujo. 

Héctor, además de fotógrafo reconocido, escritor y pintor, fue/es un gran ciclista.

Nos contó también lo que se viene, en los próximos fogones de Bernal. 

Le mencionamos  que en algunos de sus cuadros, el Cristo  se despega de la cruz para sobrevolar a los feligreses y bromeó filosa y filosóficamente…

Como colofón, transcribo una parte de una entrevista que le hice a Héctor tiempo atrás. .

Silvia.-¿Cómo te nutre y afecta el barrio? Porque vos andas en bici y tu mirada es diferente. Qué mezcla surge al registrar el barrio pintando o  escribiendo? 

Hector- Mi club de barrio fue el café Crámer. Ahí se juntaban el decente, el oportunista, el rico y el pobre, el joven y el viejo. La vida se mezclaba en ese lugar  y empecé a aprender.
Claro que desde la bici veo un barrio diferente.  Me pongo en la piel de mis personajes.  Si describo a un carrero, putea seguro. No va a venir y decir: ¡qué contrariedad, caramba! 
Si me meto en la piel de un malvado, tengo que mimetizarme. También en lo que viví. Por ejemplo, cuando lees el Adán BuenosAyres, vos sufrís?
S- Claro!  
H- Y cuando habla del velorio?
S- Me río!
H- Es porque describe los velorios de antes, la gente iba y se entretenía también. Miraba la pobreza y la miseria… y eso lo vi y lo cuento yo también.   

S- Marechal escribió: “El hacedor construye  y destruye los mundos como jugando”. Lo tuyo es lúdico? O sufrís, como decía Manzi eso de “el arte es un tormento que Dios pone en el alma”?.

H- Esto me obliga a explicar algo. Todos nos basamos en algo. Marechal es mi maestro, y en pintura, Figari. Todos repetimos, todos recibimos una herencia cultural y la usamos a nuestro arbitrio. En pintura, en literatura y en la vida. Construimos mundos..

S- Y construir es un juego?
H -No, para mí es una investigación. Lo hago porque me siento tan limitado e ignorante… algo sé, pero de la mayoría soy ignorante..  aunque sé que ahora mis cuadros son mejores, si no lo dijera, sería un hipócrita.
Hago lo mío, hago lo que puedo. Dentro de esos mundos,  pinto mi mundo, el corso, mi barrio.

2 comentarios en “Héctor Acosta, artista bernalense.

  1. A varios meses de la publicación de esta nota me permito participar para expresar la admiración y respeto que siento hacia Héctor, vecino, artista, ciclista y filósofo sabio de cuanto Dios le permitió conocer y trasmitir. Haber vivido y conocerlo es, para mi, un regalo inapreciable.
    Luis Hermida
    Octubre de 2019

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *