home Colaboradores, Solano El Perro del Hospital de Solano e Historia detras de la historia

El Perro del Hospital de Solano e Historia detras de la historia

Publicamos hoy dos notas que nos ha enviado  Pedro Alberto Urueña

Guardia de Maternidad turno noche. Hospital Subzonal Materno Infantil Dr. Eduardo Oller de San Francisco Solano

 

El Perro del Hospital de Solano

Francisco Torres, era un jubilado que no le había ido bien en la vida, y por las noches dormía sentado en un banco de la sala de espera del Hospital Dr. Eduardo Oller de San Francisco Solano. El anciano vivió muchos años en esta situación y era apreciado por el personal de salud, quien lo instaba allí a ducharse y le procuraban la donación de ropa limpia, como también, se lo afeitaba y se le brindaba alimentos y medicación.Se dieron ocasiones en que en la sala de guardia nocturna irrumpieron algunos exaltados que se proponían maltratar a los médicos, saliendo él en auxilio de los mismos, blandiendo con firmeza su bastón amenazador y justiciero.
Cuando al amanecer salía del hospital, se unía a la compañía de lo único que poseía como bien supremo, su perro.

perro solanoUn día, Torres cobró su jubilación y fue asaltado en el playón frente al hospital.
Ingresó de urgencia a la guardia del nosocomio sin su haber mínimo en el bolsillo, y acompañado de su fiel compañero.
La puñalada y los golpes en la cabeza fueron graves y el solitario hombre terminó sucumbiendo al maltrato recibido. 
Esta fatalidad que puede ocurrir en cualquier ciudad, hubiera transcurrido en orden a las prácticas de rigor, donde esa vida arrebatada por el destino esquivo se olvidaría para dar paso a nuevas desgracias humanas que hacen olvidar las anteriores.
Pero hay algo que nos remonta al recuerdo permanente de Torres, y es que su perro, que lo vio ingresar un día a la guardia, todavía espera que su amo salga de ella a su encuentro.
Los empleados del hospital lo llaman “Blanco” por el color de su pelo. 
Hace dos años que su espera se dilata en el tiempo, y deambula errante por el nosocomio en busca del milagroso reencuentro con quien fuera su dueño.
Los amigos, que con respeto conocemos esta crónica, somos mudos testigos de esta ingratitud.

Ya está viejo el cuerpo lento de “Blanco”… pero son jóvenes sus renovadas esperanzas.

Testimonio: Jorge Ruiz (Mantenimiento – Turno Noche)

Texto: Pedro Alberto Urueña (Guardia de Maternidad – Turno Noche)

 

HISTORIA DETRÁS DE LA HISTORIA

  Habiendo recibido el testimonio de Jorge Ruiz (Sector Mantenimiento), me aboqué a la idea de corroborar con precisiones el acontecimiento de la breve historia en cuestión con el personal de Turno Noche. Fue entonces, que alguien dio cuenta del apellido del malogrado protagonista, otro recordó el nombre, un enfermero aclaró sobre las heridas recibidas que precipitaron su deceso, otro señaló quien tuvo la autoría del ataque al jubilado, otro refrescó el año del hecho, se ubicó a la persona que generosamente alimenta al perro “Blanco” hasta el presente etc. En definitiva, la historia fue cimentada y garantizada por unas doce personas que aportaron datos y así documentamos el hecho con mas certeza, lo que hizo establecer una corriente de solidaridad mancomunada del personal para enriquecer el relato, sintiéndose cada uno actor del mismo. El segundo protagonista es “Blanco” que fiel a su destino de perro callejero endulza el drama narrado.

En el mes de Agosto/2016, en Amatrice (Italia), un terremoto destruyó el pueblo, y un video que recorrió el mundo muestra a un perro Cocker al lado del ataúd de su amo fallecido de 45 años, del cual no se separaba de su lado. Nos viene a la memoria la historia hecha película de “Hachiko”, el perro japonés recordado por su lealtad a su dueño, un profesor universitario que era acompañado todos los días hasta la estación de tren. El profesor sufrió un infarto mortal durante una clase, y su perro lo esperó durante nueve años en la estación hasta que murió de viejo en 1935. En Argentina, el perro “Fernando”fue el can más famoso de Resistencia (Chaco), donde se hizo conocido entre sus habitantes por frecuentar bares y conciertos, a los que concurrían músicos, artistas y políticos de la capital. El cantante Alberto Cortez le dedicó la canción “Callejero”.Cuando “Fernando”murió en 1963, fue su entierro el más concurrido en la historia de la ciudad.

perros solano
 
 
 
 
 
Perro del terremoto en Italia     Hachiko en la estación de tren  Fernando en un bar de Resistencia

La narración que compartimos en el Hospital de Solano mantiene el protagonismo del perro “Blanco” que aún sobrevive a duras penas, y que nos transmite los dignos calificativos de lealtad y fidelidad, valores que con empeño todos buscamos en las personas durante la vida y nos cuesta encontrar, por lo que, felices somos todos de que “Blanco” sea en este hospital una celebridad.

Pedro Alberto Urueña

 Guardia de Maternidad turno noche

 Hospital Subzonal Materno Infantil Dr. Eduardo Oller de San Francisco Solano

                                                                Setiembre 2016

 
 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *