home Editorial Editorial

Editorial

Quilmes es uno de los pueblos más antiguos de la Provincia.
Cuando Buenos Aires apenas era una aldea de 200 ranchos, un Cabildo, tres iglesias fundadoras y una pequeño plaza militar, Quilmes se fundaba en 1666 con alrededor de 2.000 indios homónimos (y Acalianos), traídos forzosamente a nuestra ribera platense bajo un régimen novedoso, mezcla de Reducción esclava, Tributo feudal al Rey, y aparcería con limitaciones. Por poco menos de una centuria tiene casi la misma antigüedad que los principales pueblos de impronta indígena de la época hispánica de toda la Argentina.

Sin duda por ello mismo, para empezar a dar cuenta de tan vasta conmoción histórica, Quilmes ha conocido a partir del Siglo XX, desde el primer semblantista José Andrés López con su Quilmes de Antaño (1917), decenas de vecinos que se han dedicado a “hacer historia” como propósito definido, materia de trabajo, y evocación esencial, algunos con una pericia y sabia maestría, pero todos con amor y orgullo identitario. Curiosamente, salvo excepciones que no pasarían del conteo de los dedos de una mano ninguno ha sido historiador de profesión. La mayoría han sido profesionales de un amplio mostrador, maestros, profesores, periodistas, politólogos, comerciantes y hasta autodidactas que abrazaron con metodologías diversas e ideologías aceptadas o no como tales la investigación y la difusión de nuestro riquísimo pasado y presente, y sus publicaciones (en libros, librillos, ensayos, artículos periodísticos, folletos, separatas, blogs, etc.) podrían reunir varios tomos en cualquier anaquel de colección de historia provincial o nacional.

Nuestro grupo es tributario y tributante de esa tradición viva, dinámica, creativa, plural, democrática y de raigambre nacional. No respondemos a ningún partido político pero no carecemos de ideologías ni posiciones políticas. Nos mueve entonces la misma chispa. La materia es la misma. La evocación puede ser igual o diferente. Pero además queremos proyectarla con intensidad al futuro. Hay tanto para decir. Los lenguajes a través de medios virtuales como éste hoy nos ayudan a una comunicación directa con un público anhelante que no siempre tiene acceso a estos valores socio-culturales. Pretendemos con firme y simple modestia ofrecernos para un intenso escrutinio público como analistas y difusores de cuestiones históricas locales y regionales. Pero también haremos pivote en los ámbitos más amplios de la cultura universal que incluyen por supuesto otras áreas no exclusivamente históricas.

Ya veremos, dijo Quijote, y se largó al camino sin cálculos y muchas fantasías. Cuando volvió, había acometido la experiencia del mundo de su época y, más aplomado y racional, le pasó sus fantasías al escudero Sancho. También el Martín Fierro se largó al mundo de las tolderías y la frontera, acometió el mundo desconocido de las orillas y, antes de volver a la Ciudad, despidió a sus hijos a los cuatro puntos cardinales de la Argentina. Nada es definitivo entonces. Las palabras se echan a circular y quién sabe dónde las depositará el viento. Esperamos con cierta templada emoción que esta página se convierta en una nueva fuente de comunicación entre los Quilmeños y de cualquier latitud donde se pare un ser humano.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *